Logo
Logo close
Cliente Servicios de alimentación
Spansk keyboard_arrow_down Dansk Dansk Engelsk Engelsk Tysk Tysk Spansk Spansk
Dansk Engelsk Tysk Spansk

Los pollos daneses viven en buenas condiciones.

Cuando hablamos de bienestar animal, nos centramos en evitar todo sufrimiento innecesario. No está bien que los perros, caballos y demás animales sufran.

En lo que respecta a los millones de pollos daneses de engorde que se venden cada año en las tiendas danesas y que se sirven en escuelas y comedores, la ganadería danesa cuenta con una gran tradición que avala sus buenas prácticas.

No podemos preguntarles a las aves por su estado, pero sí podemos observar si se producen sangrados o heridas: indicios de que algo va mal. Por este motivo, siempre buscamos lo que se conocen como quemaduras en las almohadillas plantares.

Estas quemaduras se originan como una reacción de la piel al contacto con agentes irritantes como, por ejemplo, los lechos húmedos o que contienen amoníaco. Los ganaderos hacen todo lo que pueden para garantizar que los pollos viven en buenas condiciones. Así, se consiguen mejores precios en el matadero y, además, las patas de pollo son un producto muy valioso para la exportación a Asia.

El sector danés de los pollos de engorde trabaja con eficacia para reducir las quemaduras en las almohadillas plantares y la tendencia ha cambiado: el plan de acción para reducir las quemaduras en las almohadillas plantares funciona

Además, el objetivo consiste en atrapar, transportar y sacrificar a las aves del modo más rápido e indoloro posible. Esto se realiza, una vez más, para garantizar que el nivel de bienestar sea alto y que se cumplan los requisitos de erradicación de la salmonela, además de los objetivos de producción sostenible.

Error loading Partial View script (file: ~/Views/MacroPartials/Column.cshtml)